El contenido de la reforma petrolera: Presentación.

Durante las últimas semanas, la sociedad mexicana ha atestiguado el inicio de un debate que, sin lugar a duda, marcará el rumbo de la nación. En torno a la propuesta de reforma energética presentada por el ejecutivo federal, se han expresado puntos de vista diversos. Opiniones antagónicas, usuales en un proceso tan importante y necesario, han contrapuesto a partidos y personalidades políticas, a dirigentes y organizaciones sociales, a intelectuales y especialistas, así como a líderes de opinión en los medios escritos y electrónicos. Esta intensa discusión y confrontación de ideas, sana y bienvenida por lo demás, ha despertado la atención de muy variados sectores sociales.

6 Comentarios para “El contenido de la reforma petrolera: Presentación.”

  1. Luzmela Hurtado Andrade Dijo:

    Yo como ciudadana mexicana, expreso mi apoyo a que se realice la consulta ciudadana acerca de la iniciativa energética, no nos pueden privar de ese derecho. Gracias.

  2. Esvan Alba Morales Dijo:

    Respondiendo al comentario hecho por la Srita. Luzmela Hurtado Andrade, quiero expresar mi total rechazo hacia tal barbaridad que el señor Marcelo Ebrad ha inducido en las cabezas de los mexicanos respecto a la consulta ciudadana, pues dicha encuesta se tendría que efectuar en cada uno de los mexicanos y disculpen si ofendo a alguien pero no creo que una persona, llámese tortillera, ambulante, albañil, etc; tengan la capacidad intelectual para poder opinar acerca de este tema.
    Estoy consciente que varias de las personas que se encuentran debatiendo, son igual o más incompetentes (sean diputados, senadores o el mismo jefe de gobierno del Distrito Federal) pero la encuesta seria fatal, pues pondríamos nuestro futuro en manos de gente que no esta preparada, entre ellos me incluyo y aquel que se sienta aludido, tendría que demostrarnos, con hechos y una buena critica, su competencia ante estos temas, pues siempre he expresado que para hablar de política (entre otros temas) se necesita una gran memoria y gusto por la materia… Gracias.

  3. Carlos Alberto Canto Bonilla Dijo:

    Haciendo un breve comentario a lo expuesto por el C. Morales y la C. Hurtado Andrade quisiera comentar lo siguiente: El tema de discusión de la reforma a PEMEX tiene implicaciones de tipo técnico relacionadas no únicamente con aspectos petroleros sino también con aspectos económicos, de planeación estratégica, logística etc.
    PEMEX se encuentra en una situación financiera y operativa bastante delicada. Se requiere desarrollar un plán transexenal con objetivos y metas claros que permitan garantizar el desarrollo adecuado de la industria petrolera. Es bien sabido que eso de los planes a nivel gubernamental en México no se da. Creo que este plan debería ser desarrollado por especialistas en muy diversas materias y ese plan debe ser escrutado públicamente por gente o instituciones expertas en las distintas materias involucradas.
    Partiendo de esta base se puede concluir que se necesita diseñar el como, cuando y conque rescatar a PEMEX y al petroleo en México. Considero no muy adecuado el tener que llevar esta desición a una consulta pública ya que el tema requiere de mucho sustento y fundamentación que no todos tenemos y que ninguno por si solo los tiene todos.
    Considero que hay temas en la agenda nacional que deben ser sometidos a consulta pública pero en este caso (la reforma petrolera) no es cuestión de decir SI o NO a algo que muy posiblemente no sepamos que es.
    El tema de la consulta es un instrumento político que se puede aprovechar bien para fines particulares o de grupos involucrados en este proceso.
    No es cuestión de excluir a la gente de dar su opinión. Simplemente es un tema que necesida sustento para ser discutido y elaborado.
    Debemos evitar los extremos como los de llamar a la gente a que exprese sus opiniones en una consulta o afirmar con arrogancia que no hace falta hacer la consulta porque es trabajo de los legisladores que, dicho sea de paso, muchos de ellos no tienen el fundamento para opinar al respecto.

  4. Antonio Hayashi Martínez Dijo:

    La participación de la iniciativa privada mexicana, sido deficiente en las empresas que requieren proporcionar insumos para la producción o bien para la alimentación, tal es el caso de MASECA, la cual ha buscado su desarrollo en los amplios subsidios de los que se ha beneficiado; la disponibilidad de producto para el consumo humano, principalmente dirigido a los grupos de ingresos más bajos, no han sido lo eficaces que se planteaba debieran haber sido.
    La iniciativa privada ha estado sujeta a que la rentabilidad de sus empresas sea muy alta, como es el caso de Teléfonos de México, la cual, por su calidad de monopolio, que tuvo por muchos años, le ha permitido crecer y servir de fuente generadora de elevados ingresos, para su propietario, más los beneficios en sus usuarios, han sido muy reducidos y se han presentado muy lentamente, principalmente al surgir su competidor más antiguo (AXTEL), que no tiene más de diez años de haber entrado a este mercado; la falta de competencia en este nivel, le ha permitido fijar precios y servicios, que el ejecutivo federal, no ha podido, ni ha intervenido para fijar cuotas justas. Durante mucho tiempo cobraron las cuotas que se les dio la gana cobrar, no las económicamente adecuadas.
    Por otra parte, para que operen sus empresas, la mayoría de éstas, se dedican a explotar el recurso, sin dar el servicio, y el mantenimiento adecuados, tal es el caso de las autopistas privadas, posteriormente, cuando había que invertir cuantiosos recursos, para dejarlas en condiciones adecuadas, el gobierno federal, tuvo que comprarlas, a precios, que fueron rentables para sus propietarios originales, e incosteables para el pueblo, quien fue el que proporcionó el dinero con el que se adquirieron. Lo cual nos deja con la inquietud y la duda, sí fue negocio nada más para sus expropietarios, o también lo fue, para los funcionarios que intervinieron en esta adquisición.
    Las empresas privadas han dejado mucho que desear, cuando entran al mercado abierto, y principalmente, para aquellas que manejan recursos estratégicos, ya que por este sólo hecho, el gobierno federal, tendrá que intervenir, en el caso de una quiebra o un endeudamiento excesivo, con el consecuente descalabro en las finanzas públicas y con el posible contubernio del gobierno en esos momentos en función; ya que todos estos descalabros sirven para el enriquecimiento de los participantes. Porque no nos hagamos tontos, la adquisición por parte de los gobiernos, de estos bienes de capital, se presta al contubernio en la fijación del monto a liquidar a los propietarios en cuestión, a pesar de las observancias y candados que se le quieran poner.
    En el caso de PEMEX, se requiere de una adecuada administración y una extensiva depuración del sindicato, que para lo único que sirve es para acentuar el exacerbado nepotismo, que es endemia común en este hermoso país, en el que, desde niveles como el del Poder Judicial, en el que se encuentran diseminados por los diversos tribunales, juzgados y otras instancias, los hijos, sobrinos, etc. de los magistrados, ministros, jueces, oficiales, etc.
    Nepotismo que para lo único que sirve es para enturbiar las administraciones de los recursos humanos y materiales. Es por ello que la administración no deberá seguir con los mecanismos implantados a la fecha, es necesario buscar otros mejores, que funcionen para lo que fueron creados. En sí, nadie mejor que el recurso y la empresa continúen siendo propiedad de la nación y no de uno o un grupo de privilegiados.

  5. Gabriel Montes Dijo:

    Si, hay que dejar en manos de los “expertos” las directrices de la reforma petrolera, como cuando el PRI gobernó la presidencia, ese albañil y esa tortillera sigue en la probreza extrema, o cuando gobernó Fox la presidencia en un auténtico bum petrolero, el mismo albañil y la tortillera están en el mismo estado de pobreza, pero hay que hablar del excelente administrador de la Coca Cola, su rancho creció en metros cuadrados de construcción y la adminstracion de la zona ecológica que paga la SEMARNAT a los hijos de Fox.

    Si el país importa gasolina o gas es porque hacen falta refinerías, ¿por qué en el periodo priísta o panista no se construyeron o se han construído? Para tener el pretexto de “PEMEX no se provatiza, lo fortalecemos mediante esta reforma energética”. La refinería de Azcapotzalco D.F. fue clausurada hace 25 años, acaso se construyó otra para seguir obteniendo los mismos recursos, nooooooo.

    Es que el Sindicato es corrupto yyyyyyyyyyyy. Acaso no hay Leyes en este país.

    Es el Presidente de la Republica en contubernio con Hacienda, el Sindicato,
    la Cúpula de Senadores y Diputados son los que tienen a PEMEX en los estados finacieros actuales. Las Leyes no aplican para ellos y van a hacer lo que se les antoje con el pais y con cualquier empresa paraestatal, en este caso PEMEX. ¿Por qué? La tortillera, el ambulante, albañil, usted y yo no tenemos los …….. los ….. los …. conocimientos necesarios para opinar sobre el tema.

    Si lograramos organizarnos para evitar la corrupción en PEMEX nos llamarían, amarillos, verdes, azules, pintos, retrógradas, incultos, ajenos al progreso.

  6. 40606874 Dijo:

    En internet hay un sitio cuya dirección es “www.constitucion.gob.mx”, el cuál se encuentra en construcción. Me pregunto si será coincidencia o reflejo de la realidad mexicana, la cual está en perpetua construcción pero, a diferencia de otras realidades, sin un plan definido ni un objetivo claro.

    Al abordar el debate de la Reforma Energética (RE), es obvio que se tiene una idea más o menos clara de lo que se pretende hablar. Caso contrario, hablaríamos como pericos. Y creo que, a pesar de la diversidad de planteamientos, existen puntos de coincidencia desde los cuales podríamos partir. ¿Cuál cree usted que es el primero y, por ende, más importante? Aventuro los propios, sin más pretensión que el diálogo:

    Ideas comúnes sobre la RE
    1.- Evitar el enriquecimiento ilícito.

    Lo primero es evitar el enriquecimiento ilícito de uno o unos, ¿no es cierto?
    Bueno si usted está de acuerdo con la tesis, entonces usted habita en Utopía, la nación que imaginó Tomas Moro. Permita explicarme.

    Cito el Código Penal de la Federación (donde además aparecen otras interesantes definiciones)
    (CPF)
    CAPITULO XIII
    Enriquecimiento Ilícito
    Artículo 224.- Se sancionará a quien con motivo de su empleo, cargo o comisión en el servicio público, haya incurrido en enriquecimiento ilícito. Existe enriquecimiento ilícito cuando el servidor público no pudiere acreditar el legítimo aumento de su patrimonio o la legítima procedencia de los bienes a su nombre o de aquellos respecto de los cuales se conduzca como dueño, en los términos de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

    El enriquecimiento ilícito no es el político que con denuedo vejamos, ni el puesto en el desfile que todos quisiéramos tener, ni siquiera el cheque en blanco que algún día puede y nos encontremos o nos toque. Es decir, el enriquecimiento ilícito no viene con el cargo, sino con el uso que se hace del cargo. Y para evitar este mal uso, así desde la ley que reina por encima de todos nosotros, se debiera restringir las atribuciones y demás herramientas que se otorgan al servidor público para que ejecute su trabajo, pero con esto inhabilitaríamos al funcionario y se volvería absurdo pedir de él resultados.
    Extirpándole las piernas impediríamos que se trasladara hasta donde pudiera hacer usa indebido de sus funciones, cortándole la lengua lograríamos evitar el tráfico de influencias, sin manos no hay peculado, sin ojos se acabaría la intimidación. ¿Qué nos queda?
    El servidor público necesita ambición, para aspirar a hacer algo por sus semejantes y, ciertamente, inteligencia, para hacer bien a los demás. Pero precisamente estas que son fundamentales para lograr algo en la vida, pues con apatía y estupidez no se construyó nación alguna; a la vez sirven al individuo motivado hacia actos ilícitos.
    Entonces, sólo necesitamos al ser humano que reúna ambición e inteligencia, inhabilitado moralmente para el egoísmo, para ser funcionario público y así estaríamos seguros contra el enriquecimiento ilícito. ¿No le parece?

    Conclusión
    Desde mi punto de vista no es posible evitar el enriquecimiento ilícito. Pero si es posible poner “candado” a los recursos, para que no “escapasen” de manos mexicanas, lo cuál es, desde mi punto de vista, el verdadero problema.